Diez señales de que tu casa te está haciendo engordar

Por Europa Press
Fecha: 07/10/2014

Tu casa, además de tu trabajo, es el lugar en que más horas pasas y si no está diseñado del modo adecuado, puede incrementar tus malos hábitos, haciendo que recurras a la comida poco saludable y la vida sedentaria. Diez señales de que tu casa te está haciendo engordar -y diez consejos-, aquí.

shutterstock_135285491

1. BALDAS SOBRECARGADAS

Si tus baldas están sobrecargas de alimentos y tienes que ponerlos fuera de los estantes, siendo fácilmente visibles cuando entras en la cocina, “eso pondrá la comida en tu radar cuando llegas”, ha explicado el profesor de la división de medicina preventiva y del comportamiento de la Universidad de Massachussetts, en Estados Unidos, Sherry Pagoto.

El consejo: Limpia tus estantes de forma regular. Tira la comida que no sirva y la que nunca te comerás, incluso si es saludable, o compra más cajones para guardar las cosas.

2. MANZANAS EN LA NEVERA

Si la comida saludable está escondida dentro de la nevera, es muy probable que la comas menos, sobre todo, si guardas frutas que no necesitan ser refrigeradas, como las manzanas o las peras.

El consejo: compra un frutero bonito, que quieras rellenar de fruta saludable y pon las verduras y la comida sana en las partes centrales de la nevera.

3. LA CALEFACCIÓN ESTÁ DEMASIADO ALTA

Una elevada temperatura contribuye enormemente a aumentar tu grasa corporal, ya que tu cuerpo no necesita realizar el esfuerzo de calentarse por sí mismo.

El consejo: reduce tu termostato unos grados, si ves que al principio pasas demasiado frío, ve reduciéndola de grado en grado.

4. TU ROPA DE EJERCICIO ESTÁ ESCONDIDA

La gente esconde su ropa del gimnasio por si vienen visitas, o la pone en habitaciones que nunca visita. Si la opción está entre el sofá y buscar una ropa que ni recuerdas dónde has dejado, es normal que elijas lo primero.

El consejo: Pon tu ropa del gimnasio al lado del sofá e intenta tener una bicicleta de ejercicio en un lugar de tu casa al que te guste ir, como cerca de una ventana.

5. QUIÉNES VISITAN TU CASA

Mira quiénes son tus amigos, porque te comportarás de forma similar a la gente con la que pasas más tiempo. Si tus amigos son del tipo que se sientan y beben cerveza, acabarás haciendo lo mismo tú también.

El consejo: No se trata de perder amigos, sino de añadir nuevos. Intenta rodearte cuánto más tiempo posible de amigos con hábitos sanos.

6. TE FALTA LUZ

Cuando no duermes lo suficiente, tu cuerpo segrega menos hormonas que controlan el hambre. Cuando tu habitación tiene poca luz, tu cuerpo tiene bajas concentraciones de la leptina, que se encarga de la sensación de estar lleno.

El consejo: Cuando te levantes, abre las cortinas para dejar que entre la luz del día, lo que también te ayudará a despertarte.

7. TIENES COMIDA EN LA MESA

Si pones en la mesa más cantidad de comida de la necesaria, lo único que tendrás que hacer para comer de más es estirar el brazo, aunque no tengas más hambre.

El consejo: Deja la comida que sobra en la cocina, tendrás que levantarte de nuevo para rellenar tu plato y quizá por el camino te sentirás más lleno.

8. TU CASA TE HACE SER VAGO

Llegas del trabajo, te pones ropa cómoda, cenas y te vas al sofá a ver la televisión. Este modo de vida sedentaria te hace engordar.

El consejo: Ponte ropa que te haga sentir activo, enciende las luces y pon música energizante después de cenar. Con más energías, es más probable que te apetezca salir a la calle para un paseo post-cena.

9. TIENES MUCHAS PANTALLAS

Ver mucho la televisión está asociado con mayor probabilidad de obesidad. Muchos incluso ven cosas que ni les gustan por rellenar su tiempo.

El consejo: No tienes que deshacerte por completo de la televisión, pero considera cambiarla de la habitación a la cocina, por ejemplo. Además, selecciona los programas que te gustan.

10. GRANDES PLATOS

Si tienes platos y cuencos enormes es más posible que los llenes más de lo necesario, porque de alguna forma tu subconsciente te pide rellenar el espacio.

El consejo: Para reducir las porciones de comida intenta que tus platos sean más pequeños y no servirte más de lo que necesitas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticia y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s